Data driven: eleva tu empresa al nirvana de los datos

Share on linkedin

Las compañías data driven son aquellas que incorporan el análisis de los datos en la toma de decisiones estratégicas. No es fácil llegar hasta ese estado de evolución, pero si tu empresa consigue alcanzarlo, podrá mirar por encima del hombro a la competencia.

Cada día, las empresas se enfrentan a un tsunami de datos. Llegan por millones y desde todas partes: registros de clientes, facturas, herramientas de geolocalización, nóminas, fichas de proveedores, indicadores de cadenas de suministro responsable, redes sociales, medición de huellas… Sin embargo, mucha de esta información se pierde porque las empresas no saben cómo utilizarla. Las organizaciones desaprovechan hasta el 68% de los datos, según el informe Rethink Data Report, de Seagate.

El quid de la cuestión es que da igual la cantidad de datos que poseas: sin inteligencia no son nada. «Los datos en sí mismos no crean valor: se necesita Inteligencia Artificial o analítica avanzada para crearlo», dice Richard Benjamins, responsable de Estrategia de IA y Datos de Telefónica.

¿Qué es una empresa data driven?

Para algunas compañías, los datos son un problema al que no saben (o no quieren) enfrentarse. Para otras, son una ventaja competitiva. Las segundas son las organizaciones data driven, aquellas que toman decisiones estratégicas a partir del análisis de los datos. Es un estadio avanzado de gestión empresarial en el que la experiencia, aunque imprescindible, no es suficiente por sí sola. Para alcanzar los objetivos se necesita información real y herramientas que permitan su explotación de forma eficaz.

Las organizaciones data driven son aquellas que toman decisiones estratégicas a partir del análisis de los datos.

Como dice Benjamins, que ha volcado sus reflexiones sobre las empresas centradas en los datos en el libro A Data-Driven Company: 21 lessons for large organizations to create value from AI, «en una empresa basada en datos, las decisiones importantes se toman a partir de la información generada por los datos, además de los conocimientos, la experiencia y la intuición». Dicho de otro modo, la inteligencia de datos más el know-how es una combinación ganadora.

El largo camino hacia el data driven

Christopher S. Penn es uno de los mayores especialistas del mundo en compañías data driven. Desde su punto de vista, alcanzar ese estado de integración de los datos en la organización requiere andar un largo camino (data driven journey). «En general, las compañías no se crean desde el principio como data driven, como entidades centradas en los datos; para la mayoría, es una evolución en su cultura y estrategia, un viaje que puede llevar años», escribe.

En sus estudios sobre el tema, Penn ha detectado cinco etapas en la evolución de una compañía hasta convertirse en data driven:

1. Data-resistente (data-resistant). Son compañías reticentes al cambio. Creen que las cosas siempre las han hecho a su manera y les va bien.

2. Data-curiosa (data-curious). Saben de la existencia de los datos y entienden que tienen un valor, pero aún se encuentran sumidas en su recolección y no en su explotación.

3. Data-consciente (data-aware). Este tipo de compañía ya trabaja para extraer cualquier tipo de valor de los datos y están enfocadas en el análisis. Están inmersas en lo que Penn llama «el desfile de herramientas» (tool parade). «A medida que las empresas exploran sus datos, entra y sale un desfile de herramientas y proveedores», dice el experto.

4. Data-inteligente (data-savvy). Las empresas situadas en este estadio evolutivo utilizan los datos de forma táctica, aunque saben que pueden ser un activo estratégico. Emplean la información para acumular conocimiento sobre un hito y detectar las causas de por qué ha ocurrido algo.

5. Impulsada por los datos (data-driven). En las compañías data driven, los datos son un activo estratégico que impulsa todas las decisiones importantes. Estas compañías unen datos, análisis y conocimientos para llevar el negocio a otro nivel. Pasan de preguntarse «¿por qué ha ocurrido algo?» a pensar «¿qué vamos a hacer ahora para solucionarlo o llegar al siguiente nivel?» «En una organización verdaderamente orientada a los datos -escribe Penn-, todas las reuniones de planificación comienzan con datos, y ninguna decisión se ejecuta sin una estructura de gobernanza para recopilar y medir la decisión».

«Los datos en sí mismos no crean valor: se necesita Inteligencia Artificial o analítica avanzada para crearlo».

Es la cultura, amigo

Según los expertos, para llegar a la meta en este data driven journey, las compañías deben reflexionar sobre qué tecnologías y herramientas necesitan para alcanzar el nirvana de los datos: Inteligencia artificial, Machine Learning, cloud computing, soluciones de gestión de datos basadas en el Low Code, etc.

Pero la transición, advierten, también debe recaer sobre las personas de la organización, que muchas veces son reacias al cambio. Como asegura David Waller, socio y responsable de ciencia y análisis de datos de la consultora Oliver Wyman Labs, «nuestro trabajo en diversos sectores indica que los mayores obstáculos para crear empresas basadas en datos no son técnicos; son culturales». ¿En qué escalón del data driven journey está tu empresa?

Share on linkedin