Cómo crear un proyecto Low Code

Compartir en linkedin

La digitalización es, junto a la sostenibilidad, la prioridad actual de las empresas y cada vez son más las compañías que encuentran en el Low Code, la herramienta perfecta para llevarla a cabo. Te explicamos cómo funciona y cómo se crea un proyecto Low Code.  

Las plataformas Low Code permiten a las empresas gestionar grandes cantidades de datos, de una forma sencilla, rápida y eficaz. A través de soluciones informáticas en las que no se necesitan escribir miles de líneas de código (como sí exige la programación tradicional), las empresas automatizan sus procesos, reduciendo en más de un 90% los tiempos y los costes de desarrollo. 

Además de reducir costes y ahorrar tiempo, el Low Code permite acelerar procesos y democratizar el desarrollo de software dentro de las empresas. No es de extrañar entonces que, según un reciente informe realizado por Data Bridge Market Research sobre el desarrollo del mercado de las plataformas Low Code, se espera que este mercado crezca un 27,3% entre 2021 y 2028. 

Desarrollo de un proyecto Low Code

El Low Code permite poner en marcha sistemas de gestión de información muy flexibles sin necesidad de embarcarse en complicados procesos de programación y desarrollo. Además de flexibilidad, el Low Code proporciona seguridad, facilidad de implantación y, sobre todo, adaptación a las necesidades de cada compañía.

Crear proyectos Low Code es relativamente sencillo y el proceso de desarrollo consta de 4 fases:

  • Definir necesidades y prototipado. Antes de comenzar a desarrollar, es necesario definir, de la forma más detallada posible, el proyecto que se quiere llevar a cabo. Para ello, se contesta a tres preguntas básicas: ¿Qué necesidades es preciso cubrir y qué funciones debe incluir? ¿Cómo vamos a estructurarlo? ¿Cómo será la interfaz? Como punto de partida, lo mejor es contar con un prototipo interactivo.
  • Crear el modelo de datos. Se trata de cimentar el proyecto que estamos construyendo. Las estructuras de datos son clave para el buen funcionamiento futuro del proyecto. El modelo de datos determinará la envergadura del proyecto, así como la gestión y el análisis de la información.
  • Definir la lógica de negocio. Es decir, definir cómo se “moverán” los datos en las estructuras que hemos creado. Por ejemplo, cuándo se deben crear o eliminar registros o cuándo deben ocurrir eventos. La lógica de negocio es el cerebro de la aplicación que estamos desarrollando.
  • Desarrollar las interfaces. Se trata de la capa superior del proyecto, la parte visible de todo lo anterior y con la que el usuario interactúa. Su función principal es la de capturar eventos; por ejemplo, cuando un usuario pulse el botón de “cargar fichero”, esto activará dicho evento en el sistema.

En Sygris te ayudamos a crear cualquier proyecto Low Code a medida para gestionar los datos de tu negocio, ¿hablamos?

Compartir en linkedin