6 pasos para medir el impacto social de tu empresa

Compartir en linkedin

No basta con saber qué es el impacto social, sino que necesitas conocer cómo medirlo. Si sigues estos pasos, te resultará mucho más fácil, ¡atento!

De forma resumida, el impacto social incluye todas aquellas acciones de la empresa que afectan a la comunidad. La sociedad exige a las empresas que rindan cuentas, no solo ante sus accionistas, sino también frente a todo el entorno que las rodea: clientes, empleados, proveedores y el medio ambiente. Y no son exigencias que se puedan tomar a la ligera: una compañía que no mida su impacto corre el riesgo de perder la confianza de sus comunidades.  

Para realizar una correcta medición del impacto social, es necesario contar con datos precisos sobre las actividades de la compañía que repercuten sobre su comunidad y utilizarlos como una herramienta para tomar de decisiones.  

Cómo se mide el impacto social  

Aunque existen diferentes modos de medir el impacto, se pueden señalar 6 pasos imprescindibles:  

  1. Estimar qué impacto puedes generar. Se refiere a conocer los tipos de impacto que puedes producir y los que puedes llegar a generar, voluntaria o involuntariamente, como organización. 
  2. Establecer objetivos. El problema social que tratas de mitigar debe estar alineado con el resto de tus objetivos, así como con tu misión y valores. Estos objetivos deben ser específicos, medibles, realistas y alcanzables en un periodo de tiempo determinado.  
  3. Identificar a tus stakeholders. Reconocer a los actores que juegan un papel clave en tu actividad y analizar su grado de involucración y cómo manejar a cada uno. 
  4. Estar al tanto de la calidad y el tipo de datos con los que cuentas. Antes de empezar nada nuevo, investiga con qué datos cuentas ya y así podrás evitar duplicaciones y reducir costes. En la mayoría de los casos, la generación y recopilación de datos es lo que requiere más tiempo y dinero.  
  5. Utilizar la metodología adecuada. Planear cada acción dentro de tu estrategia de medición del impacto, te facilitará enormemente llevar a cabo esta tarea. 
  6. Recopilar datos y establecer indicadores. Además de la información relacionada con tu actividad, se incluyen los datos de recursos y resultados. Una vez reunida la información, debes elegir los indicadores para medir y comparar tu impacto, así como para verificar si cumples con los objetivos que te has establecido. 

 

Gestionar los datos a través de un software

El interés por el impacto social seguirá aumentando en los próximos años. Según el informe de ESIMPACT, Luces y sombras de la medición del impacto social en España, en nuestro país crece el interés por la medición del impacto. Por ejemplo, para inversores y entidades del Tercer Sector es un asunto muy relevante, mientras que, para Universidades, Centros de Investigación, Administración Pública y empresas, es algo relevante. 

Hoy en día es posible automatizar el proceso de gestión de datos gracias soluciones tecnológicas como las que ofrece Sygris, capaces de recopilar y monitorear información del impacto social de manera continua, ¿hablamos?

Compartir en linkedin