La sostenibilidad en la empresa: reflexiones y desafíos del octavo año de los ODS

A ocho años de la adopción de los ODS seguimos enfrentando importantes desafíos de sostenibilidad en las estrategias empresariales.

Escucha este artículo.

En la era actual, la sostenibilidad ha trascendido su asociación tradicional con prácticas ambientalmente amigables, convirtiéndose en un componente integral en el mundo empresarial. La adopción de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ha marcado un cambio significativo en cómo las empresas abordan la sostenibilidad, integrándola en sus operaciones y estrategias financieras. La sostenibilidad se ha convertido en un aspecto crucial para el crecimiento económico y la rentabilidad empresarial. 

A ocho años de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el informe «ODS Año 8. Rentabilidad Económica y Agenda 2030: La Sostenibilidad como Sinónimo de Negocio para las Empresas» ofrece una visión crítica de los avances y desafíos en la consecución de estos objetivos. Aunque se han logrado avances significativos en la integración de la sostenibilidad en las estrategias empresariales, también se enfrentan importantes desafíos que amenazan la plena realización de los ODS​​. 

Evolución de la sostenibilidad empresarial 

Históricamente, la sostenibilidad en las empresas se centraba en la gestión medioambiental y en programas de acción social. Sin embargo, con la aprobación de la Agenda 2030, las empresas comenzaron a reconocer su papel vital en la solución de los desafíos globales, redefiniendo la sostenibilidad como un eje estratégico y no solo una preocupación secundaria. 

La sostenibilidad y las finanzas se han vuelto cada vez más interconectadas en el mundo corporativo. Los directores financieros (CFOs) están incorporando criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG en inglés) en sus decisiones de inversión, reconociendo que las prácticas sostenibles no solo son éticamente deseables, sino también financieramente prudentes. 

Numerosos estudios han demostrado una correlación positiva entre la sostenibilidad y el rendimiento financiero. Por ejemplo, un estudio de Deloitte encontró que las empresas comprometidas con la sostenibilidad superaron a sus competidores en un 11% en términos de resultados en el mercado de valores. Sin embargo, es crucial reconocer que la sostenibilidad es solo uno de los múltiples factores que influyen en el crecimiento económico de una empresa. Además, la implementación de prácticas sostenibles puede conllevar desafíos y costes adicionales, especialmente en las etapas iniciales. 

La percepción de los líderes empresariales 

Líderes empresariales como Gonzalo Varela, CEO de TEVALCOR, y María Carrasco, Directora Económica-Financiera de FCC Construcción, han enfatizado que la sostenibilidad conlleva beneficios tangibles en términos de reputación, confianza, transparencia y cuota de mercado, lo que finalmente se traduce en una mayor rentabilidad. 

Finanzas sostenibles: un puente hacia la Agenda 2030 

Las finanzas sostenibles, que incluyen bonos verdes y sociales, fondos de inversión sostenibles y otros instrumentos ESG, juegan un papel clave en la alineación de las estrategias empresariales con la Agenda 2030. Estos instrumentos no solo contribuyen a los ODS, sino que también representan una oportunidad financiera significativa para las empresas. 

El sector bancario está desempeñando un papel vital en el impulso de las finanzas sostenibles, ofreciendo productos con condiciones favorables para PYMES que se alinean con prácticas sostenibles. Sin embargo, existe un desconocimiento significativo entre las empresas sobre estos productos, y solo un 20% de las empresas españolas han adoptado instrumentos de financiación relacionados con la sostenibilidad. 

Integración de la sostenibilidad en la estrategia empresarial 

La integración de la sostenibilidad en la estrategia empresarial no es solo una cuestión de responsabilidad social, sino una decisión estratégica que impulsa la innovación y la competitividad. Las empresas están reconociendo que abordar problemas como el cambio climático, la desigualdad de género, y la gestión de recursos naturales no solo es fundamental para la supervivencia a largo plazo de la humanidad, sino también para su propia supervivencia y éxito en el mercado. 

Las cinco acciones sostenibles con impacto económico positivo 

  1. Fomentar la financiación sostenible: Las empresas están cada vez más interesadas en obtener financiación a través de instrumentos sostenibles, como bonos verdes o fondos de inversión que consideran criterios ESG. Este tipo de financiación no solo ayuda a las empresas a alinear sus operaciones con los ODS, sino que también atrae a inversores conscientes del impacto social y ambiental de sus inversiones. 
  2. Mejorar las condiciones laborales y la diversidad de la plantilla: Las empresas que se enfocan en mejorar las condiciones laborales y promover la diversidad e inclusión dentro de sus equipos ven un impacto positivo en la productividad y la innovación. Un ambiente de trabajo inclusivo y diverso fomenta diferentes perspectivas y soluciones creativas, lo que se traduce en un mejor desempeño empresarial. 
  3. Gestión responsable de la cadena de suministro: Una gestión responsable de la cadena de suministro no solo minimiza los riesgos ambientales y sociales, sino que también mejora la eficiencia y la calidad del producto final. Las empresas que implementan prácticas sostenibles en su cadena de suministro a menudo experimentan una mejora en su reputación y relaciones con los grupos de interés. 
  4. Acceder a nuevos modelos de negocio sostenibles: La adopción de modelos de negocio sostenibles puede abrir nuevas oportunidades de mercado. Por ejemplo, el desarrollo de productos o servicios que aborden problemas ambientales o sociales específicos puede atraer a un segmento de mercado en crecimiento que valora la sostenibilidad. 
  5. Innovar en procesos y materiales más sostenibles: La innovación en procesos y materiales no solo contribuye a la sostenibilidad ambiental, sino que también puede reducir costes y mejorar la eficiencia. Las empresas que lideran en la innovación sostenible a menudo se posicionan como líderes en sus respectivos sectores. 

El impacto de la sostenibilidad en el rendimiento empresarial 

El rendimiento empresarial está cada vez más vinculado a la sostenibilidad. Las empresas que demuestran un fuerte desempeño en sostenibilidad tienden a tener un mejor desempeño en el mercado de valores. Además, la gestión sostenible de los recursos y la atención a las preocupaciones sociales pueden mejorar la lealtad de los clientes y la percepción de la marca, lo que a su vez puede aumentar las ventas y los márgenes de beneficio. 

A pesar de los beneficios, la implementación de prácticas sostenibles presenta desafíos, especialmente en términos de costes iniciales y necesidad de cambios estructurales. Además, la falta de conocimiento y comprensión de los productos de financiación sostenible sigue siendo un obstáculo significativo para muchas empresas. Sin embargo, a medida que crece la demanda de prácticas empresariales sostenibles, también aumenta el apoyo institucional y financiero para facilitar esta transición. 

Conclusiones y reflexiones finales sobre los desafíos en la Consecución de los ODS 

La sostenibilidad se ha convertido en un componente esencial de la estrategia empresarial y la rentabilidad económica. Las empresas que adoptan prácticas sostenibles no solo contribuyen a los ODS y a la solución de desafíos globales, sino que también se posicionan para un éxito a largo plazo en el mercado. A medida que avanzamos hacia un futuro más sostenible, es probable que veamos una integración aún mayor de la sostenibilidad en todas las áreas de la empresa, impulsando la innovación y la rentabilidad en el camino. 

El informe muestra un incremento notable en el compromiso de las empresas con los ODS, pasando de un 32% en 2016 a más del 85% en 2021​​. Sin embargo, hay áreas críticas donde el progreso es insuficiente. El establecimiento de compromisos cuantificables y la medición de avances siguen siendo bajos, lo que plantea preocupaciones sobre la eficacia y la autenticidad de los esfuerzos de sostenibilidad. Además, solo el 21% de las empresas españolas evalúan a sus proveedores en derechos humanos y un 31% en aspectos medioambientales​​. 

La falta de integración completa de prácticas sostenibles en las operaciones y estrategias a largo plazo es una razón clave detrás de este desafío. Muchas empresas aún no han incorporado completamente la sostenibilidad en su cadena de suministro y operaciones diarias. Esto se refleja en la evaluación limitada de proveedores en derechos humanos y aspectos medioambientales. 

La falta de progreso hacia la consecución completa de los ODS puede tener consecuencias graves. La sostenibilidad no implementada completamente puede resultar en riesgos a largo plazo, incluyendo repercusiones legales, reputacionales y económicas. Además, la inacción en áreas clave como el cambio climático y la igualdad de género podría exacerbar los problemas globales, afectando negativamente a las economías y a la sociedad en su conjunto.

Compartir

Suscríbete a nuestra news para estar al día en Sostenibilidad​

Artículos relacionados
los desafíos de la digitalización de la información sostenible
Digitalización

Los desafíos de la digitalización de datos ESG

La CSRD trae consigo nuevos retos que las empresas deben abordar para gestionar toda su información no financiera, ¡te contamos cómo afrontarlos! Con la llegada de la CSRD, las empresas

huella-carbono-digital-emisiones-GEI-sygris
Digitalización

Huella de carbono digital: cómo se calcula

Enviar un WhatsApp, buscar en Google o recibir un email, todo ello genera emisiones de GEI. Descubre cómo las empresas hacen frente a esta contaminación invisible. Lo primero que te

Más de 15 años diseñando software de sostenibilidad ​
Descubre cómo podemos ayudarte