En Sygris hemos dejado a nuestro árbol de Navidad en bolas

Este año hemos dejado nuestro árbol de la oficina completamente desnudo, sin bolas, cero adornos Pero, ¡por una buena causa! 

Sí, sí, como lo lees. Estas Navidades el árbol de Sygris se quedó en bolas por una buena causa: que todos los niños tuvieran un regalo. En estas fechas tan señaladas, queríamos aportar nuestro granito de arena y, por ello, nos asociamos con la ONG madrileña Avanza para llevar un poco de felicidad a los niños del Hogar de los Desamparados.  

Pero, ¿qué tienen que ver estos niños con nuestro árbol? Atento, te lo explicamos con sumo detalle.  

Un árbol cargado de deseos 

A principios del mes de diciembre, recibimos en nuestra oficina las cartas a los Reyes Magos de los 36 niños que viven en el Hogar de los Desamparados. Eran cartas de su puño y letra en las que, además de asegurar que se habían portado muy bien este año, cada uno pedía los regalos que más ilusión le hacía recibir estas Navidades. Decidimos “colgar sus deseos”, en forma de bola, en nuestro árbol.

Cada bola contenía el nombre y la edad del niño, así como el regalo que quería recibir de parte de los Reyes Magos. La idea era que todos los miembros del equipo de Sygris que quisieran, pudieran coger una bola y colaborar trayendo un regalo para cumplir el deseo de cada uno de esos niños.  

¿Quieres saber cuánto tiempo tardó nuestro árbol en quedarse en bolas? Tachán, tachán… en apenas 3 días todas las bolas habían desaparecido y comenzaban a aparecer ya los primeros regalos a los pies del árbol. ¡Si es que resulta imposible resistirse a hacer feliz a un niño! 

Una tarde mágica 

Pero la ilusión no terminaba ahí. Parte del sueño era poder compartir con todos aquellos pequeños el momento feliz de recibir los regalos.  Así que llegamos a un acuerdo con sus majestades reales y conseguimos una comitiva real en avanzadilla, especialmente para esta misión. El 15 de diciembre organizamos, junto a la pastelería Ipanema de Lola, una cabalgata de reyes con merienda en el Hogar de los Desamparados. En total, entregamos más de 60 regalos a estos niños de entre 3 y 12 años que, por diversas razones, no pueden vivir con sus familias.  

De verdad, fue una tarde mágica.  

Sygris navidad